Top 5 de hospitales mentales de miedo

  1. Manicomio Ararat, Australia

Este hospital fue inaugurado en algún momento del año de 1867, con la idea de atender a los pacientes mentales que había en Australia. Sin embargo, fueron tantos los que acudieron a sus servicios, que llegó a posicionarse en el número uno de los hospitales más extensos de este país. Era muy conocido por los métodos que utilizaba en sus intentos de curación, y que puso en práctica en muchos miles de pacientes. También se conoce por la cantidad de muertes que hubo en sus instalaciones, las cuales ascienden a un número cercano a los 13 mil. Por eso, no es de extrañarse que muchas personas piensen que está muy embrujado y que se den tours de miedo que incluyan un paseo en la morgue ya que, a pesar de que el hospital dejó de funcionar en 1998, luego abrió sus instalaciones como un centro de estudios.

  1. Hospital Severalls, Inglaterra

En Colchester, Inglaterra, el hospital Severalls sigue siendo la fuente de toda clase de historias de fantasmas creadas por los que han visitado sus instalaciones, y los que no. Entre “terapias” para quitar la locura que consistían en perforar el cráneo, y los toques eléctricos que daban a los pacientes, fueron muchos los que no vivieron para contarlo. Dicen que también hubo un gran número de ingresados que no tenían ningún problema mental, pero que igualmente tuvieron que padecer todo este tipo de terapias. Otro hecho que nadie puede creer es que un gran número de pacientes femeninas fueran violadas sin piedad, para luego ser regresadas a sus familias, por haber sido “dadas de alta”, para luego descubrir que estaban embarazadas.

  1. Hospital Mental de Athens, Estados Unidos

Uno de los que más causan terror entre los habitantes de esta ciudad de Ohio es el hospital mental de Athens. Abierto en 1874, se mantuvo en funcionamiento durante más de un siglo, hasta el año de 1993. Era famoso por el gran número de lobotomías, que según servían para quitar nervios mal formados, y por ser alojamiento de un gran número de peligrosos delincuentes. Sirvió a diferentes fines, pero siempre mantuvo ese aire terrorífico que sigue asustando a las personas que llegan a verlo. Algo que influye en esta atmósfera es que los expedientes de todos los que fueron tratados en el hospital están bajo el resguardo del gobierno del estado, y cualquiera que desee verlos debe contar con un permiso especial. No es de extrañarse, ya que se han contado más de 1,900 cadáveres en los jardines del hospital, que fueron enterrados en tumbas que decían números, no sus nombres. Pero no es lo único que causa extrañamiento entre las personas, pues en 1978 hubo el caso de una paciente que desapareció sin que nadie la encontrara, para reaparecer un año después en un cuarto abandonado del lugar, dejando una mancha que perdura incluso después de más de 30 años de este suceso.

  1. Hospital estatal de Taunton, Estados Unidos

En este poblado de Massachusetts, se construyó un hospital en el año de 1854, que nadie pensaba que terminaría con una de las historias más horripilantes que hay sobre este estilo de hospital. Resulta que, antes de ser paciente, Jane Toppan estuvo trabajando como enfermera en ese lugar. Cuando las personas se dieron cuenta de que sus enfermos morían frecuentemente, comenzaron a sospechar, para luego confirmar que había asesinado a más de 31 personas mientras “cuidaba” de ellos. Pero eso no es todo, hay muchos que aseguran que algunos pacientes fueron utilizados como carnadas en rituales satánicos que se practicaban en el sótano, por los mismos doctores. Pasados unos años, las personas comenzaron a notar una presencia extraña cuando se acercaban a la puerta de este lugar, y se conservan reportes que hablan de una “sombra” que escalaba paredes y veía a los pacientes dormir.

Top 5 de hospitales mentales de miedo

  1. Manicomio Beechworth, Australia

Por último, se encuentra otro manicomio de Australia, que también es primo del mencionado anteriormente, el Ararat. Cuando se abrieron las puertas de este hospital, las personas que ingresaron en él apenas llegaban a las 1,200. Sin embargo, es de extrañarse que no llegaran más, ya que sólo se requerían dos firmas para ingresar a alguien. Pero las historias que circulan por estos lugares hablan de cosas mucho más tétricas. Un gran número de defunciones y personas que desaparecían sin dejar rastro era el pan de cada día en los tiempos del hospital. Igualmente, las autopsias y experimentos que se llevaban a cabo, como una película, generaban un montón de frascos que se colocaban por todas partes, exponiendo partes humanas. Eso sin mencionar de los pacientes que eran lanzados por las ventanas, entre los que destaca una niña, de la que nunca se pudo concretar el asesino. Pero, de cierta forma, era normal que sucediera eso, si el mismo administrador ponía en duda su cordura al andar con paraguas en la noche, ya que la luna le podía generar un grado alto de locura.

Ahora ya sabes, cuando necesites un hospital, no acudas a los que mencionamos antes.