René Escobar: la pieza fundamental es la familia

Para René Escobar la educación que recibió en casa ha sido la mejor y la que hasta en la actualidad lo ha acompañado como su mejor aliada.

Sin duda, la educación que recibimos de nuestros padres es la piedra angular de nuestra vida, profesional y personal. Es la base para que tengamos éxito en la vida, para que nos atrevamos a romper paradigmas. A veces, he escuchado a más de una persona que se queja de su precariedad económica o de la falta de oportunidades en un mundo cada vez más competitivo. Sin embargo, la realidad dista por mucho de ese argumento que hombres exitosos tuvieron vidas humildes en su niñez, lo cual no limitó sus posibilidades de triunfar en un mundo sobrepoblado y con problemas económicos. La clave, educación familiar.

Quienes ven en cada obstáculo que se topan en su existencia como una oportunidad, tienen mayores posibilidades de tener éxito. Así como existen hombres y mujeres que crecieron trabajando desde pequeños para ayudar a sus padres con los gastos del hogar y que a final de cuentas son triunfadores, lo hay del otro extremo, quienes nacieron con bandeja de plata pero que no tienen la disciplina y la pasión necesarias para tener una vida que cambie la historia.

René Escobar sabe muy bien que aquel que recibe el ejemplo para ser un hombre íntegro y trabajador desde su hogar es el que llega más lejos, sin importar su condición económica. Para esto, los padres de familia deben asumir su papel con mayor seriedad, comprometidos con sus hijos. Actualmente, muchos padres no saben qué hacer con la paternidad, dejando que los pequeños actúen en forma deliberada y sin valores; esto, aunado a la crisis reciente de delincuencia que genera un pésimo ejemplo, es una situación difícil que ha orillado a los niños a creer que todo está permitido y carecen de disciplina y metodología para enfrentar dicha realidad adversa.

Otro factor que ha generado el desequilibrio de la educación familiar, es la tendencia al divorcio, el aumento de horas de trabajo de ambos padres para sostener el hogar o la falta de comunicación dentro de la pareja paternal. Los niños se pasan mucho tiempo en el televisor, en el internet, sin ninguna supervisión, lo cual es peligroso porque genera hábitos en los que ambos padres no tienen injerencia, sino que son situaciones que aprenden a través de las pantallas electrónicas.

El mensaje de René Escobar para ser un hombre que sea capaz de ir más allá es confiar en la familia, pues es el primer paso hacia el desarrollo de una mejor sociedad.