Nunca hagas esto en restaurantes y bares

Nunca hagas esto en restaurantes y bares

Existen muchísimas normas y reglas que nos indican la forma correcta en la que deberíamos de comportarnos ante los demás por simple respeto, al igual que existen otras que nos dicen cómo debemos de portarnos en distintos lugares, como los restaurantes y bares por ejemplo. Es algo muy común que la gente elija algún bar como punto de reunión con sus amigos para pasar un buen rato y ponerse al día, o como un lugar al que se acude para poder conocer nuevas personas, pero conforme el tiempo avanza, la gente comienza a comportarse de manera un tanto menos respetuosa con los demás clientes y con los empleados de estos lugares, por lo que me tomé la libertad de hablar con un bartender y preguntarle qué es lo que nunca se debe de hacer en un bar, esto fue lo que me respondió:

Lo principal que hay que saber sobre lo que nunca se debe de hacer dentro de un bar es pedir a un barman bebidas gratis, posiblemente no hay nada que pueda molestar más a un bartender que esto. Hay momentos en los que el pedir una bebida gratis no es lo peor que se puede hacer, sino las cosas que dicen para poder justificar tal petición, siendo una de las más comunes que las bebidas gratis son algo que se da en todos los demás lugares, por lo que no debería de haber excepciones. Del mismo modo, una excusa diferente que suelen dar los clientes al momento de pedir alguna bebida gratis es que el dueño del lugar es un amigo muy cercano, por lo que dicen tienen derecho a recibir tal privilegio, pero no, eso simplemente no pasará.

Una regla que es de las más populares, pero también de las más omitidas dentro de los bares es la de la propina. Todo el mundo sabe que en México la enorme mayoría de los empleos están muy mal pagados, y obviamente los bartenders no se salvan de este mal. Por lo general, los bartenders tienen la misma estructura en sus sueldos, todos suelen recibir un sueldo base, que lógicamente es muy bajo, más un bono extra, mismo que se ganan con las propinas de los clientes. Espero que cada vez que te reúnas con tus amigos en algún bar tengas este punto en mente y no te veas muy tacaño con las propinas. Ojo, esto no quiere decir que quiero que des una propina muy jugosa cada vez que salgas a algún bar, simplemente quiero que tengas en mente que la propina es parte fundamental del sueldo de muchos empleados, por lo que lo justo sería dar una propina suficiente dependiendo de la calidad del servicio recibido.

En lo personal, creo que nada habla mejor de una persona que su educación y el respeto con el que se dirijan a las demás personas, sin importar de quién se trate. Es muy común que el ambiente dentro de un bar cambie conforme avanza el tiempo, pues siempre en los inicios de la fiesta la gente es muy educada con los demás, pero cuando ya los tragos fueron demasiados, a las personas parece no importarles más el respeto por el prójimo. No te conviertas en uno de esos cretinos que piensan que por ser clientes tienen derecho a tratar a los demás como si fueran inferiores, recuerda que los bartenders y meseros únicamente están trabajando, como toda otra persona, con la intención de tener un mejor nivel de vida.

Otra regla comúnmente violada dentro de los restaurantes y bares de calidad en todos sitios es cuando un cliente no tiene idea de qué es lo que quiere pedir. No saben cuán común es encontrarse con grupos de chicas que salen a los bares para divertirse pero que no tienen idea de qué es lo que quieren tomar, y simplemente piden una bebida dulce, la que sea pero que esté dulce. Del mismo modo, nunca faltan los hombres que quieren beber cualquier cosa que recomiende el barman. Estas peticiones son bastante negativas por dos razones en particular, una es que al no tener una orden real sobre qué preparar, toma más tiempo pensar y preparar en distintas bebidas, por lo que el servicio puede ser un poco más tardado y a final de cuentas la culpa es del bartender. Del mismo modo, si en algún caso las bebidas no fueron del total agrado de los clientes, siempre el culpable es el bartender porque no supo preparar algo rico. En ambos casos, como el barman fue el culpable, la propina se ve seriamente afectada.

Por último, pero no menos importante, hablaré de un punto que va dirigido particularmente hacia los hombres, que siempre les gusta la aventura y se quieren ligar a las bartenders. Generalmente, ellas son amables con los clientes pero no porque en realidad les gusten, sino porque es parte de su trabajo, así que piénsalo dos veces antes de intentar hacer tu movida, las cosas pueden no ir como tú piensas que van.