¿Cómo está conformado un punto de venta?

¿Cómo está conformado un punto de venta?

Hay cosas en las que no ponemos mucha atención, a pesar de estar en nuestra vida cotidiana como algo de gran utilidad. Un día me dirigí a comprar un poco de arroz, cuando la persona que me atendía me dijo que no funcionaba el punto de venta que habían adquirido, por lo que quizá tardaría un poco más el cobro. Nunca me había puesto a pensar en esas herramientas anónimas que hacen que todos los procesos comerciales sean más rápidos. Por ello, decidí que averiguaría un poco sobre ellas. Resulta que se le puede decir punto de venta a cierto tipo de herramienta que posee la facilidad para hacer trámites de tipo comercial, como recibir pagos con tarjetas o imprimir tickets.

¿Qué relación podrías identificar entre una caja registradora y un punto de venta? Bueno, ambas sirven para que las transacciones se agilicen, aunque en la actualidad, una caja registradora puede no ser la forma más eficiente de realizar estos procesos. Sin embargo, en sus tiempos fue de mucha utilidad. Por ejemplo, en su evolución al mundo de la tecnología, facilitó la cuenta contable de los comercios, así como los reportes que se tenían que imprimir día con día. El corte de caja hace una remembranza a esto, y aunque antes se hacía de forma mecánica, en la actualidad, existen programas que facilitan esto, realizándolo de forma automática.

Pero las cajas registradoras ya no son nada prácticas, y menos si tienes un comercio que va aumentando su clientela. Querrás atenderlos de forma más práctica y eficiente, por lo que te recomiendo que consigas todos los elementos que facilitan la instalación de un punto de venta, aunque comenzando por el programa que se necesita para sustituir muchas de las funciones que realizaban las cajas registradoras hace algunos años atrás. El programa: debes haber imaginado que no sólo se trataba de tener una computadora y listo. Para que todas las funciones de tu caja las puedas llevar a cabo en la computadora, necesitas tener un programa que se encargue de ello. Así pues, tendrá funciones para capturar una base de datos, generar comprobantes de compra y los reportes que corresponden al “corte de caja”.

El software: no sólo se trata de que consigas una computadora para que, repentinamente, todo quede solucionado por arte de magia. La mayor parte del trabajo la va a llevar a cabo un programa encargado de leer datos y ordenarlos, de manera que se puedan generar comprobantes de compras, reportes diarios, semanales o mensuales, o bien, la interpretación de los códigos productos.

El lector de código de barras: todos nosotros hemos ido a un “verificador de precios” para confirmar la información que nos dan las etiquetas. El lector es muy necesario para los clientes y los proveedores, ya que nos da información de mucha utilidad para la compra.

La impresora de recibos: un elemento muy necesario para un punto de venta eficiente es la impresora, ya que se encargará de generar todos los recibos de compra y venta, pero también de imprimir los reportes que se necesiten para realizar la contabilidad.

La pantalla táctil: no todos los dispositivos que mencionaremos son absolutamente requeridos para que el punto de venta funcione de manera adecuada. Ahora bien, si queremos que mejore la rapidez y el funcionamiento de todo el sistema, en general, puede que sea una pantalla táctil sea una herramienta muy útil, ya que, la ausencia del mouse y su reemplazo con los propios dedos, pueden hacer que la información se guarde de forma más veloz.

El Lector de Banda Magnética: hay muchas formas de pago que necesitan un lector de banda magnética. Por ejemplo, cuando alguien nos da una tarjeta de regalo de la tienda que más nos gusta, sería muy frustrante que no hubiera nada que la pudiera leer para comprar lo que queremos. Igualmente, con las tarjetas de crédito. Los lectores de banda magnética son la solución necesaria para todos estos problemas.

El display: no pareciera que una pantallita con información sobre los precios pudiera ser tan decisiva, pero imagínate: tú vas a alguna tienda a comprar unas galletas que te pidió tu madre. En el exhibidor dice que cuestan 15 pesos, pero cuando llegas a la caja te las cobran a 30. Si no tuvieras el display enfrente, bien podrías pagarlos sin enterarte de lo que te están cobrando. Esa es una ventaja. Y como se trata de atender al cliente en la mejor forma posible, pues no hay por qué no instaurarla en el equipo.

La Báscula: puede que no todos los negocios utilicen una báscula, pero quienes sí, estarán encantados con tener esta herramienta que simplifique el cálculo de las proporciones y los precios. De esa manera, es posible que tan sólo con pesar el producto se pueda obtener el precio que se pagará por todo. Esto va dirigido especialmente a quienes venden productos por kilo.

Si todavía no te has convencido de conseguir un punto de venta para tu negocio, recuerda todos los beneficios que puedes obtener. Te recomiendo que veas los de HP. No sólo se usan en tiendas, sino en lugares donde se presta algún servicio o prestación, y que estén pensando en ampliar sus servicios, para poder atender a más personas de una forma más eficaz y eficiente, que también pueda aplicar a la forma de llevar sus operaciones.